Anemia Fetal

Anemia fetal Aloinmunización Rh de glóbulos rojos

La aloinmunización es una condición en la cual la madre y el feto tienen una incompatibilidad inmunológica por el factor Rh de los glóbulos rojos, en el sentido que la madre (Rh-negativo) reconoce como externo los glóbulos rojos del feto (Rh positivo). Como resultado de esto, la madre desarrolla anticuerpos (proteínas inmunológicas) que pueden cruzar la placenta y adherirse al antígeno Rh de los glóbulos rojos del feto y destruirlos. El feto trata de compensar por la destrucción de sus glóbulos rojos, produciendo más glóbulos rojos y liberándolos más tempranamente dentro de la circulación. Si el feto no tiene la capacidad de compensarlo, desarrolla varios grados de anemia, pudiendo finalmente derivar de una insuficiencia cardíaca y podría morir.

¿Como ocurre la aloinmunización Rh?.

Una madre Rh-negative puede sensibilizarse a los antígenos Rh-positivo de muchas maneras. Durante el embarazo, los glóbulos rojos del feto, pueden ganar acceso a la circulación de la madre y generar reacción inmunológica. Esto puede ocurrir durante un embarazo normal, pero también después puede ocurrir un aborto involuntario o un embarazo ectópico. Raramente, la paciente puede sensibilizarse de transfusiones de sangre o de agujas compartidas. Sin embargo, la madre puede sensibilizarse durante el primer embarazo, los efectos inmunológicos sobre el feto no son típicamente vistos en ese embarazo.

Después que la madre se ha sensibilizado en el embarazo anterior, los siguientes embarazos con un feto Rh-positivo pueden provocar respuesta inmunológica y producir varios grados de anemia en el feto.

¿Como puede prevenirse la aloinmunización Rh?

Las madres Rh-negativo se les debe dar inmunoprofilaxis Rh(D) después de una aborto, embarazo ectópico o dentro de las 48 horas después de un embarazo normal. Adicionalmente, la inmunoprofilaxis Rh(D) se da a las 28 semanas para prevenir aloinmunización durante el embarazo, pero antes del parto. Si la inmunoprofilaxis no es dada, después del nacimiento, el riesgo de aloinmunización es de 13% aproximadamente. Si la inmunoprofilaxis es dada después del nacimiento, el riesgo de aloinmunización es de 1,3% aproximadamente, bajando el riesgo considerablemente. Si la inmunoprofilaxis es dada a las 28 semanas y después del parto, el riesgo de aloinmunización es 0,13%.

¿Cómo se detecta la aloinmunización?

Las pruebas de tipo de sangre de la madre y de anticuerpos están incluidas en los laboratorios prenatales. Si la madre se nota sensibilizada al antígeno Rh, el feto podría estar en riesgo. La pantalla del anticuerpo puede detectar otros anticuerpos, distintos del grupo Rh, que pueden o no afectar el feto. Una vez detectado el anticuerpo y, si este es asociado con un riesgo de anemia fetal, el paso siguiente es determinar si el padre del bebe puede llevar el antígeno o no. Si el padre es Rh-positivo y ha tenido hijos Rh-negativo, el actual embarazo podría tener 50% de posibilidad de ser Rh-positivo. Si el padre no ha tenido hijos anteriores o solo un hijo Rh-positivo, el genotipo Rh del padre podría evaluarse. Actualmente, una nueva prueba está disponible que puede detectar si el feto es Rh-positivo obteniendo una simple muestra de la madre. Esto elimina la práctica anterior de tener que obtenerla de una muestra de placenta, fluido amniótico o sangre fetal para determinar si el feto es Rh-positivo.

Diagnóstico Prenatal de Anemia Fetal

.Si la madre está sensibilizada y el feto es Rh-positivo, el feto está a riesgo de desarrollar anemia. Los métodos anteriores para determinar la anemia fetal incluian, la amniocentesis repetida (serial) para evaluar a los cambios clorimétricos debido a la descomposición de los glóbulos rojos o muestras de sangre fetal y evaluación directa del conteo de hemoglobina y hematocritos. La medición de la velocidad de la sangre del feto con ultrasonido ha mostrado ser superior a los métodos anteriores, además de ser un método no invasivo. La muestra de vasos fetales por esta medición, es la arteria cerebral media, como este vaso está típicamente en la posición ideal para acceder al máximo (pico) de velocidad a la eyección de la sangre desde el corazón (sístole). El pico de velocidad sistólica observada -  de arteria cerebral media (ACM – PVS) es comparado con el valor esperado a una edad gestacional entre 18 -35 semanas. Si el valor es >1,5 múltiplos de la mediana (MDM), el feto está a riesgo de tener anemia severa. Entonces, las pacientes a riesgo de desarrollar anemia fetal deben ser seguidas con mediciones seriales ACM – PVS (semanalmente) para monitorear el posible desarrollo de anemia fetal

El ultrasonido puede también detectar fluidos anormales recogidos de fluidos dentro del bebe (hinchazón de la piel, fluido en el pecho, alrededor del corazón, en el abdomen), que son signos manifiestos de insuficiencia cardíaca asociada a anemia severa. La presencia de la acumulación de fluidos en 2 o más espacios fetales es llamado hidrops.

¿Qué se puede hacer si se sospecha que el feto es anémico?

Si se sospecha que el feto es anémico, sea por las mediciones del Doppler ACM – PVS o de la presencia de acumulaciones de fluidos o hidrops, el manejo de opciones incluye tanto la transfusión de sangre fetal o parto, dependiendo de la edad gestacional. En el método más común, la transfusión de sangre fetal se hace accediendo al cordón umbilical del feto con una aguja delgada insertada a través del abdomen de la madre y el útero, bajo la guía del ultrasonido. Una muestra pequeña de sangre fetal es obtenida y chequeada para anemia. La transfusión de sangre Rh-negativo especialmente preparada para este procedimiento es realizada para reponer parcial o totalmente el déficit de hemoglobina.

El procedimiento puede necesitar ser repetido durante el embarazo hasta que el parto sea una mejor opción. Otros métodos incluyen acceder a una vena dentro del hígado del feto donde la sangre es transfundida, o colocando la sangre transfundida dentro del abdomen fetal, donde es absorbida lentamente a través del tiempo.

En algunos casos, la sangre es transfundida tanto dentro del vaso fetal como dentro del abdomen. En instancias raras, particularmente si el hidrops se desarrolla a una edad gestacional tan temprana que accede al cordón umbilical u otros vaso, es técnicamente muy difícil o imposible que sea realizadas las transfusiones directas de sangre dentro del corazón fetal. El objetivo en conjunto de cualquier técnica, es hacer el menor número posible, mientras se alcanza la mejor edad gestacional deseada.

© 2018 The Fetal Institute. All rights reserved. / Web Design & Development by Web Designer Express