Corioangioma

Corioangioma

 El corioangioma de placenta o placentario, es una masa benigna derivada de los vasos dentro de la placenta. Técnicamente, puede ser considerado como un harmatoma (crecimiento desorganizado de un tejido normal) más que un verdadero neoplasma. Los corioangiomas son reportados de estar presentes en alrededor de 0,6 a 1% de todas las placentas y son usualmente <  1 cm de diámetro. Los corioangiomas grandes (> 4-5 cm) son menos comunes con una incidencia estimada de 1 en 10.000 a 1 en 50.000 nacimientos vivos.

Los corioangiomas grandes, pueden actuar como derivación artero-venosa y pueden impedir el intercambio normal de nutrientes entre el feto y la madre. Esto puede resultar en un número potencial de complicaciones fetales, incluyendo polihidramnios (14%-28%), hidrops, restricción de crecimiento intrauterino (30%) y precocidad (40%), anemia hemolítica microangiopática, trombocitopenia, hemorragia intralesional y muerte en útero. La combinación de hemangioma grande, trombocitopenia y coagulopatía  de consumo, es llamado Síndrome de Kasabach-Merritt. (SKM).

El diagnóstico prenatal del corioangioma de placenta o placentario está basado en la identificación por ultrasonido de una masa hipoecóica bien circunscrita, ubicada en la placa coriónica. Los vasos de alimentación pudieran o no ser distinguidos con Doppler color o pulsado. Pudiera ser un par  el número de vasos de alimentación (una arteria y otra vena) o compleja.

El manejo de embarazos diagnosticados con corioangioma de placenta o placental es fundamentalmente expectante. La intervención prenatal,  puede ser necesaria en casos con presencia de polihidramnios severo, insuficiencia cardíaca latente o manifiesta, o síntomas maternos de acortamiento cervical o de trabajo de parto prematuro, particularmente si su viabilidad es remota. El manejo prenatal puede incluir tratamiento médico o instrumental de polihidramnios o el tratamiento sintomático de anemia fetal.

El Dr. Quintero y colaboradores describieron el primer manejo fetoscópico existoso de un corioangioma de placenta oclusionando los vasos de alimentación de la masa. Sin embargo, los fetos no sobrevivieron por la avanzada insuficiencia cardíaca.,  lo que demostró  que es posible la desvascularización  del corioangioma de placenta. La desvascularización fetoscópica de los corioangiomas de placenta está siendo ofrecido actualmente como una opción para manejar casos selectos. 

© 2018 The Fetal Institute. All rights reserved. / Web Design & Development by Web Designer Express