Tumores en el Feto

Tumores Fetales

Los tumores fetales pueden ser diagnosticados con ultrasonido. El tumor fetal más común es el teratoma sacrococigeo (TSC), el cual ocurre en aproximadamente 1 de 27.000 embarazos. Estos tumores son 3 veces más comunes en las hembras. Los TSC se originan en la porción caudal (más baja) del feto. El tumor puede sobresalir del exterior del feto o crecer dentro de la pelvis del feto, o en ambos. Una clasificación común (Altman) coloca los tumores Tipo I a los que están completamente fuera del feto y Tipo IV para aquellos que se encuentran totalmente al interior del feto y los Tipo II y III para aquellos mayoritariamente externo e interno respectivamente.

Los TSC pueden crecer rápidamente en el útero y resultar en numerosas complicaciones, incluyendo sangramiento intra-tumoral, destrucción de los glóbulos rojos a través del tumor, excesivo volumen de fluido amniótico (polihidramnios) manifiesta insuficiencia cardíaca, o muerte fetal.

La conducción de TSCs complicados, depende ampliamente de la edad gestacional. Si el feto no es viable, el tratamiento en útero de la anemia fetal o los intentos para desvascularizar del tumor deben, ambos, ser reportados. La cirugía fetal abierta para remover el tumor ha sio propuesta. Si el feto es viable, el tratamiento de apoyo con transfusiones de sangre fetal y parto prematuro después de la administración de esteroides para el mejoramiento de la maduración fetal del pulmón, también ha sido reportado. El tratamiento definitivo se realiza después del nacimiento.

Otros tumores fetales de importancia incluyen aquellos que afectan las vías respiratorias fetales, incluyendo masas orales y de cuello. En la mayoría de los casos, se recomienda la actitud expectante y las preparaciones deben ser hechas para asegurar el acceso a las vías respiratorias fetales al momento del parto. En algunos casos, se ha propuesto la intervención prenatal para evitar la muerte fetal por la hemorragia intra-tumoral fetal.

La Dra. Kontopoulos y colaboradores reportaron la remoción exitosa de un teranoma oral en un feto usando la cirugía fetal endoscópica. En casos no tratados, la vías respiratorias del feto se asegura al momento del parto, mientras el feto sigue atado a la placenta vía cordón umbilical, con exposición de la boca fetal a través de una incisión uterina (el llamado procedimiento de SALIDA, para intubación Ex-útero). La intubación fetal en útero (INXIT?) también ha sido recientemente reportada por algunos grupos, incluyendo nuestro colaborador Dr. Ramen Chmait en Los Angéles.   

Otros tumores fetales incluyen los intracraneales, cardíacos, mediastinales (dentro del medio del pecho) y abdominal. La terapia fetal, rara vez se indica en estos casos y la evaluación definitiva y conducción es reservada para el período post natal.  La opción de terminar del embarazo,  puede ser viable hasta cierta edad gestacional en diferentes estados. La continuación de embarazos, la coordinación con equipos de especialistas se acuerda antes del parto.

 

 

© 2018 The Fetal Institute. All rights reserved. / Web Design & Development by Web Designer Express